Trucos y consejos de fontaneros

Los problemas de fontanería son bastante habituales en un hogar, aunque hay algunos que no necesitan la visita de un profesional, ya que puedes arreglarlos tu mismo. Son arreglos que no suelen costar más de 20 euros pero que te va a evitar llamar a un fontanero. Por eso en fontaneria Fuente El Saz de Jarama vamos a darte ciertos consejos para que puedas hacerlo tú mismo y te ahorres tiempo y dinero.

1. Para evitar en el pulverizador enredos, aísla las tuberías, ya que si tienes que sacurdirlas al sacarlo del fregadero, lo más probable es que la manguera se encuentre bloqueando las válvulas de cierre. Para que funcionen correctamente, lo que hay que hacer es meter hasta la mitad de los tubos espuma de aislamiento así como en las manijas de cierre.

2. Con fieltro con adhesivo envuelve las tuberías, ya que el agua caliente puede hacer que las mismas se expandan y se contraigan, por lo que lo mejor es ir a la ferretería y comprar un poco de fieltro para cortarlo en tiras y solucionar las posibles grietas que se puedan producir o se hayan producido y así evitar que se tengan humedades o fugas.

3. Para amortiguar los sonidos usa espuma de expansión. Para ello llena el espacio que hay entre las cuencas del fregadero y reducirás el efecto “gong”. Esto también lo puedes hacer el el lavabo. En ambos casos hay que dejar que endurezca la espuma y recortar luego con un cuchillo el exceso.

4. Para retirar los objetos difíciles usa una aspiradora. Si un peine, un cepillo de dientes o un juguete se ha caído en el inodoro y lo está atascado, puede que con el desatascador o la escobilla del váter no sea suficiente y solo consigan acabar mandando más al fondo el objeto. Por eso lo mejor en estos casos es succionar el agua y la obstrucción con la ayuda de una aspiradora para sacar el objeto que se encuentre atascado el inodoro.

5. Para limpiar el inodoro si está estropeado, usa uno o dos cubos de agua para descargarlo.

6. Si vas a realizar reformas en el interior de las paredes, no olvides hacer algunas fotografías ya que si en un futuro necesitas hacer algún arreglo, vas a saber donde están las tuberías exactamente así como los cables eléctricos.

7. Si estás haciendo una remodelación, también puede hacer una fotografía del interior de la pared para ver que hay dentro y evitar estropear cañerías o cables.

De cualquier manera si no te encuentras capaz de hacer un arreglo de fontanería por ti mismo, lo mejor será ponerse en contacto con un experto para evitarte quebraderos de cabeza y ahorrarte dinero y tiempo, especialmente si el problema es grave.